Cementerio
LA CRIPTA DE LA ALMUDENA

Empresas y servicios

Información del cemententerio

Horario:

Apertura del templo:

Todos los dias de; 10:00 h. a 20:00 h.

Horarios de misas:

Lunes a Sábado; 11:00 h. y 18:00 h.

Domingos y festivos; 11:00 h. 13:00 h. y 18:30 h.

Horarios del despacho parroquial:

Todos los dias:

Mañanas; 10:00 h. a 13:00 h.

Tardes; 17:30 h. a 20:00 h.

Teléfonos:

915 480 930

Dirección:

Calle Mayor, 90

Especificaciones:

A los visitantes se les pide por favor respeto.

WEB de la Cripta de la Almudena:

https://criptaalmudena.archimadrid.com/

Vídeo

Historia Breve

La Cripta es todo un panteón de grandes dimensiones. Son ya más de mil los enterrados y todavía hoy es posible enterrar a muchos más. La cripta es de estilo neorrománico, con influencias bizantinas, en la construcción de la cripta se emplearón unos 16,000 m³ de piedra traída de Portugal, concretamente de Chao Macas. Son más de 400 las columnas que sostienen la Cripta bajo la Catedral. Cincuenta de ellas pertenecen a la nave central y son monolíticas, es decir, de una sola pieza.

La Cripta de la Catedral se empezó a construir tras el permiso del arzobispo de Toledo para levantar otra iglesia a la Virgen, tras el derribo de la primitiva Santa María de la Almudena. El marqués de Cubas hizo el diseño y el rey Alfonso XII puso la primera piedra en 1883. Más tarde el proyecto pasó a ser Catedral, tras el nombramiento de Madrid como diócesis. El marqués modificó el diseño para adaptarlo a las nuevas dimensiones, con orientación norte-sur como parte del conjunto que forma con el Palacio Real.

Una de las joyas que se encuentran en la Cripta de la Almudena es la pintura de la Virgen de la Flor de Lis. Cuenta la leyenda que el rey Alfonso VI, cuando reconquistó Madrid para los cristianos y mientras se buscaba la talla de la Virgen de la Almudena, mandó pintar una Virgen que la recordara. Los historiadores, sin embargo, dicen que la obra es posterior a todo eso, como del siglo XIII. La pintura se encontró en uno de los muros de la iglesia de Santa María de la Almudena, derribada en el siglo XIX. La Virgen sostiene al Niño en sus rodillas y una flor de lis con la mano derecha. Con su blancura y los tres pétalos, la flor de lis podría representar la triple virginidad de la Virgen antes, durante y después de dar a luz a Jesucristo.

En 1911 se abrió la Cripta al culto, mientras se seguía construyendo el resto de la Catedral. Durante el siglo XX se continuó con su construcción hasta que en 1993 Juan Pablo II la dedicó y la consagró. El interior del templo principal, por su parte, presenta un estilo neogótico. La fachada de la Cripta tiene un aspecto medieval, con una triple puerta coronada por arcos de medio punto. Dando un paseo por sus pasillos encontramos enterramientos recientes.

Galería de fotos